• Diabetes: 8 problemas comunes que ponen en riesgo sus pies

    Diabetes: 8 problemas comunes que ponen en riesgo sus pies

    Los problemas de los pies que para las personas sanas no son más que una molestia, para los diabéticos pueden convertirse en una complicación (herida o úlcera) que si no se trata a tiempo puede generar una gangrena y/o amputación. Aquí le contamos cuáles son los 8 problemas a los que debe prestar atención para tener unos pies sanos.

    1. Callos y Callosidades

    Los callos (en la planta del pie) y las callosidades (en los dedos de los pies) son capas gruesas de piel que aparecen cuando hay demasiada fricción y presión en un solo punto. Los callos y las callosidades pueden infectarse.

    2. Ampollas

    Las ampollas pueden formarse cuando los zapatos ejercen presión en un solo punto. Cuando los zapatos no calzan bien o cuando se usan sin calcetines, se puede formar una ampolla. Las ampollas pueden infectarse.

    3. Uñas encarnadas

    Las uñas encarnadas ocurren cuando la orilla de una uña se clava en la piel y crece. La piel puede ponerse roja e infectarse. Las uñas se pueden encarnar cuando se cortan demasiado profundamente sus esquinas. Si las orillas de las uñas están filosas, límeselas con una lima de cartón. Las uñas también se pueden encarnar cuando los zapatos están muy apretados.

    4. Juanetes

    Los juanetes se forman cuando el dedo gordo del pie está inclinado hacia los otros dedos y, como resultado de eso, la sección del hueso que está en la base del dedo gordo aumenta de tamaño. Los juanetes pueden ponerse rojos, causarle dolor e infectarse. Los juanetes se pueden formar en uno o en ambos pies. Los zapatos con punta estrecha pueden causar juanetes. Los juanetes por lo general son más frecuentes en algunas familias. Se pueden eliminar con cirugía.

    5. Verrugas

    Las verrugas plantares son causadas por un virus. Las verrugas generalmente se forman en la planta del pie.

    6. Dedo en martillo

    Los dedos en martillo se forman cuando un músculo del pie se debilita. La debilidad puede ser causada por los nervios que han sido dañados por la diabetes. El músculo débil hace que los tendones del pie se vuelvan más cortos y que los dedos se doblen hacia abajo. También puede llegar a tener llagas en la planta del pie y arriba de los dedos. Los pies pueden cambiar de forma. Los dedos en martillo pueden hacer que sea difícil caminar y encontrar zapatos que calcen bien. Los dedos en martillo por lo general son más frecuentes en algunas familias. Los zapatos demasiado chicos también pueden causar los dedos en martillo.

    7. Piel seca y agrietada

    La piel seca y partida ocurre cuando los nervios en las piernas y los pies no reciben el mensaje de mantener la piel húmeda y suave. La piel seca puede partirse y permitir la entrada de microbios que causan infección. Si los niveles de glucosa en la sangre son altos, el exceso de glucosa alimenta los microbios y hace que la infección empeore.

    8. Pie de atleta

    El pie de atleta es un hongo que hace que la piel se ponga roja y se parta. Da comezón. La piel partida entre los dedos permite que los microbios entren en la piel. Si los niveles de glucosa en la sangre son altos, el exceso de glucosa alimenta los microbios y hace que la infección empeore. La infección puede pasar a las uñas de los pies volviéndolas más gruesas, amarillas y difíciles de cortar.

    Todos estos problemas del pie pueden tratarse. Hable con el médico inmediatamente si tiene algún problema de los pies. Siga los consejos que damos en este mismo blog para mantener pies sanos.

    Fuente: National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.

    Déjanos un comentario →

Déjanos un comentario

Cancel reply